¿Qué es la certificación medioambiental EMAS y cómo le ayuda un SGMA a conseguirla?

emas

¿Ha oído hablar de la certificación EMAS? Es una herramienta de gestión y auditoría medioambiental creada por la Comisión Europea, que cualquier tipo de organización puede utilizar para mejorar su rendimiento medioambiental.

Si su organización quiere obtener esta certificación, conozca más sobre ella: cómo conseguirla, en qué se diferencia de la ISO 14001 y cómo la gestión eficiente de la energía le ayudará a obtenerla.


¿Qué es la certificación EMAS (Sistema de Gestión y Auditoría Medioambientales)?


La emergencia climática en la que nos encontramos ha obligado a los organismos gubernamentales a crear normativas y legislaciones cada vez más exigentes en materia de protección medioambiental. Además, la mayor concienciación de la sociedad sobre el medio ambiente hace que estas exigencias sean aún más evidentes.

En consecuencia, es esencial para cualquier organización disponer de estrategias globales de gestión medioambiental. Esto hace que el uso de normas de gestión medioambiental como EMAS o ISO 14001 sea cada vez más común entre las empresas.

Lo que se conoce como certificación EMAS es un sistema europeo de ecogestión y auditoría (EMAS), internacional y voluntario, que permite a las organizaciones evaluar, informar y mejorar su comportamiento medioambiental. Y aunque fue creado para su reconocimiento a nivel europeo, tras su revisión en 2010, el registro en el EMAS es posible para cualquier organización del mundo.

sgmaPero antes de seguir hablando del EMAS, vamos a dedicar un momento a repasar otra norma de gestión medioambiental muy conocida, la ISO 14001.

La norma ISO 14001 tiene como objetivo ayudar a las empresas a implantar un Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA) que les permita identificar y gestionar los riesgos ambientales como consecuencia de su actividad.

Una característica importante de esta ISO es la aplicación de la metodología PDCA (Planificar, Hacer, Comprobar, Actuar), que siguen la mayoría de las normas ISO. Además, al tener conceptos, estructuras y terminología comunes a otras normas ISO de distinto alcance, el hecho de que su organización ya tenga alguna certificación ISO facilita la implantación de otras.

Es muy habitual que muchas organizaciones que ya tienen la ISO 14001 quieran obtener también el certificado EMAS. Por un lado porque, si su organización ya tiene esta ISO será más fácil cumplir con los requisitos del Reglamento EMAS, ya que se basan en la misma metodología PDCA (Plan, Do, Check, Act). Y por otro lado, porque el certificado EMAS tiene una mayor imagen de excelencia.

¿Y cuál es la diferencia entre EMAS e ISO 14001?

Una de las principales diferencias entre EMAS e ISO 14001 es que, para formar parte de las organizaciones registradas en EMAS, se requiere una declaración ambiental que debe ser validada por un verificador externo anualmente, lo que la hace más exigente. La ISO, en cambio, no exige esta revisión periódica.

 Principales diferencias entre EMAS e ISO 14001

 

 EMAS

ISO 14001

 Revisión ambiental inicial de todos los aspectos ambientales directos e indirectos. Deben abordarse los diversos aspectos ambientales significativos asociados a los procedimientos de contratación.

 No se requiere ninguna revisión.Procedimiento para identificar los aspectos medioambientales

 Centrado en la mejora continua del rendimiento medioambiental

 Centrado en la mejora continua del sistema de gestión

 Prueba de cumplimiento legal

 Compromiso de cumplir con los requisitos legales aplicables. No hay auditoría de cumplimiento

 Se exige la presentación de informes externos (declaración medioambiental validada). Diálogo abierto con terceras partes interesadas

No se requiere comunicación externa. El único documento público es la política medioambiental. 

 Participación activa de los trabajadores y sus representantes

 Formaciones

 Frecuencia y metodología especificadas de las auditorías internas (sistema de gestión, rendimiento y cumplimiento)

 Auditoría del sistema de gestión (requisitos de la norma)

Excepciones para las PYME

No se prevén excepciones

Un verificador medioambiental acreditado o autorizado valida la declaración medioambiental y verifica la aplicación del sistema de gestión

Certificación según las normas ISO

Un registro de acceso público inscribe a cada organización con un número de registro individual. El proceso de registro incluye la participación de la autoridad medioambiental.

No hay registro oficial

 Logotipo uniforme del EMAS

 Sin logo



Los 10 pasos para la certificación EMAS


La obtención de la certificación EMAS se basa en 10 pasos y en los 4 principios clave "Planificar, Hacer, Comprobar y Actuar":


pasos EMAS

Descubra los 10 pasos para la certificación EMAS


1. Póngase en contacto con su comunidad autónoma. El primer paso para registrarse en el EMAS es ponerse en contacto con su comunidad autónoma. Ellos le proporcionarán toda la información, apoyo técnico e incluso información sobre las opciones de financiación que tiene a su disposición.

2. Realice una auditoría medioambiental de su organización. Este paso es necesario para identificar los problemas medioambientales más importantes que causan las actividades de su organización. También le ayudará a establecer puntos de referencia con los que medir el éxito futuro en la reducción de este impacto.

3. Planifique la política y el programa medioambiental a seguir. En otras palabras, tendrá que definir la estructura de su Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA). Aquí le recomendamos que cuente con un experto en la materia.

4. Implante el sistema de gestión medioambiental. Este paso llevará algún tiempo en su organización, pero la planificación previa lo hará mucho más fácil.

5. Compruebe la eficacia del Sistema de Gestión Medioambiental implantado mediante una auditoría interna. Una vez implantado el SGMA deberá realizar un seguimiento de los procesos para evaluar los resultados. De esta forma podrá controlar los principales indicadores exigidos por el EMAS, que posteriormente necesitará en el informe medioambiental que su organización debe entregar para su validación externa.

Por otra parte, esta etapa de seguimiento permitirá a su organización detectar desviaciones en los indicadores y en los objetivos fijados para cada uno de ellos. Dando la oportunidad de tomar medidas correctoras con antelación.

6. Actúe para conseguir una mejora continua del comportamiento medioambiental de la organización. El EMAS fomenta la mejora continua, un proceso en el que se identifican, documentan y analizan los errores para eliminar sus causas directas e indirectas. Este paso es, por tanto, esencial para cumplir el Reglamento.

7. Elabore el informe medioambiental final. En este informe su organización debe describir su SGMA y resumir sus logros medioambientales, detallando las acciones pasadas y futuras.

Además, debe incluir datos de los indicadores establecidos en los anexos del EMAS. En particular, debe prestar atención a los indicadores de 6 áreas clave:

  • Agua: consumo total anual de agua
  • Residuos: generación total anual de residuos (peligrosos)
  • Biodiversidad: uso del suelo
  • Emisiones: total anual de emisiones de gases de efecto invernadero y total anual de emisiones a la atmósfera

8. Verifique y valide su SGMA. Este proceso debe hacerlo un verificador medioambiental independiente, acreditado o autorizado por una autohidad del EMAS, al que debe entregarse el informe medioambiental creado anteriormente.

El verificador externo examinará su informe, visitará su organización y entrevistará al personal para validar que su organización cumple los requisitos establecidos en el Reglamento.

9. Solicite el registro en el EMAS. Una vez que su SGMA y su informe medioambiental (declaración medioambiental) hayan sido verificados y validados formalmente, deberá solicitar al Ministerio el registro de su organización, que la inscribirá en el registro europeo del EMAS. ¡Enhorabuena, ya es una organización EMAS!

10. Y como último paso, promocione las credenciales del EMAS de su organización. Ahora puede utilizar el logotipo del EMAS en sus comunicaciones y diseños para mostrar su certificación internacional de buenas prácticas medioambientales. Además, cualquier persona puede comprobar su certificación EMAS, ya que el registro es público y accesible para cualquiera.

Si tiene alguna duda sobre el Reglamento EMAS, le recomendamos que eche un vistazo a la sección de preguntas y respuestas disponible en el sitio web oficial de la Comisión Europea sobre el certificado.


Cómo puede ayudarle SVPA a obtener su certificación EMAS


Durante la planificación e implantación de su Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA) necesitará, entre otras cosas, conocer en detalle todo lo relacionado con el rendimiento energético de su organización: consumo, costes, impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero, implantación de medidas de ahorro y eficiencia energética a realizar, etc.

La clave aquí es contar con profesionales expertos en el medio ambiente, ya sea de forma interna o subcontratada.

Si en el caso de su organización cuenta con un equipo responsable de la gestión ambiental, probablemente ya tenga esta área bajo control.

En SVPA somos expertos en soluciones de gestión ambiental, es decir, en herramientas clave que apoyen a su empresa en obtener una certificación EMAS

Por supuesto, si su empresa necesita ayuda para obtener la EMAS, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. sin ningún compromiso.



Comments

hit counter joomla